Boletín: DCS/019/2020/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 04 de febrero 2020    
    BANNER INTERIOR
  • Durante una Asesoría Técnica Especializada dirigido a personas servidoras públicas de la FGJ, la Comisionada Ciudadana María del Carmen Nava Polina consideró que se debe hacer un cambio de paradigma y dar una mayor apertura institucional.
  • Dijo que el órgano autónomo, encargado de la justicia en la Ciudad de México, ahora debe entregar más información para que las personas estén enteradas y vivan más seguras.


La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ) debe aprovechar que vive una coyuntura de gestación en su autonomía para hacer un cambio de paradigma, lograr una apertura institucional, proporcionar más información a las personas y con ello dar mayor seguridad, así como arropamiento a la sociedad, aseguró la Comisionada Ciudadana del INFO, María del Carmen Nava Polina.



Durante la Asesoría Técnica Especializada en materia de Estado Abierto y Obligaciones de Transparencia 2020, dirigida a personas servidoras públicas de la FGJ, la Comisionada Ciudadana del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO) consideró que era el momento de hacer una apertura institucional del órgano gubernamental encargada de la justicia en la capital del país.



Nava Polina aseveró: “Uno de los grandes retos que tiene la Fiscalía es estar en este proceso de autonomía institucional y, también de ser un Sujeto Obligado muy grande con muchas obligaciones de transparencia, las cuales no se comparan frente a otros Sujetos Obligados; de tal manera, esta necesidad de permear los elementos de apertura institucional es indispensables y por eso hacemos este tipo de asesorías para que puedan compartirlo en toda la institución”.



Insistió en que la Fiscalía atraviesa por un cambio de paradigma, antes se caracterizaba por no proporcionar información por motivos de seguridad, ahora lo que se debe de hacer es entregar más para que las personas estén enteradas y vivan seguras, que tengan un arropamiento institucional, pero también se debe saber cómo brindarla mediante versiones públicas que no afecten la protección de datos personales.



Ante personas servidoras públicas de la FGJ, la Comisionada Ciudadana explicó cada uno de los cinco elementos para lograr la apertura institucional, los cuales son: cumplir con las Obligaciones de Transparencia y la rendición de cuentas; fomentar la participación y co – creación; la integridad y prevención de conflictos de interés a su interior; utilizar un lenguaje sencillo con formatos abiertos para la ciudadanía, así como la apertura y difusión de sus memorias y archivos de información a las personas.



De esta manera, insistió, se podrá permear de manera positiva en la sociedad, se podrá “hacer una Fiscalía abierta y más cercana a la gente”. Asimismo, les planteó emplear la Transparencia Proactiva para difundir y promover información de utilidad para fomentar la calidad de vida de las personas.



Como parte de esta asesoría que se realizó en el órgano garante, Nava Polina informó que la Fiscalía tuvo en 2019 un total de 165 recursos de revisión, de los cuales 150 fueron de acceso a la información pública, diez de datos personales, dos denuncias por incumplimiento a sus Obligaciones de Transparencia y tres cumplimientos de amparos.



La Comisionada Ciudadana detalló que, del total de recursos de revisión del Sujeto Obligado en materia de acceso a la información pública, el 59 por ciento de ellas están relacionadas con Obligaciones de Transparencia que deben publicar en su portal, como lo establece la ley.



Respecto a las evaluaciones de las Obligaciones de Transparencia, Nava Polina informó que la FGJ tuvo en la primera evaluación vinculante de 2019 un resultado de 44.11, para la tercera valoración del mismo año alcanzó un resultado de 54.37, es decir, tuvo una mejora.



El Subprocurador Jurídico de Planeación, Coordinación Interinstitucional y de Derechos Humanos de la FGJ, Daniel Osorio Roque, reconoció que la dependencia vive dos procesos de transición: el primero es hacer un organismo autónomo y la segunda es un cambio de políticas de transparencia.



“Ahora tenemos la instrucción de la Fiscal General de implementar prácticas de Estado Abierto, de privilegiar la transparencia”, aseveró.



La FGJ, dijo, le toma la palabra al INFO para llevar a cabo estas asesorías para estar mejor preparados y que todas las unidades administrativas atiendan mejor las solicitudes, ya que no es tan sencillo resolver la procedencia de las mismas.



         Ver más Comunicados